Es noticia

Arroyo: “Estamos trabajando para dar un giro al modelo de recogida de residuos en La Palma y mejorar las cifras de separación y reciclado”Arroyo: “Estamos trabajando para dar un giro al modelo de recogida de residuos en La Palma y mejorar las cifras de se

Arroyo: “Estamos trabajando para dar un giro al modelo de recogida de residuos en La Palma y mejorar las cifras de separación y reciclado”

Miércoles, 23 de Febrero de 2022

La consejera muestra su preocupación por el incremento experimentado en 2021 de recogida de la fracción resto y señala que el Cabildo, conjuntamente con el Consorcio y los ayuntamientos, trabajan para revertir esta situación

La recogida de residuos de la fracción resto en La Palma, comúnmente denominada basura mezclada, supera las 28.000 toneladas en 2021, con un incremento de 782 toneladas respecto al año anterior, casi un 3% más, y vuelve a colocar la generación de residuos domésticos en la misma posición en que se encontraba antes de iniciarse la pandemia, en 2019.

La consejera de Servicios Públicos y Cambio Climático, Nieves Rosa Arroyo, ha mostrado su preocupación por este balance y destaca que desde el Cabildo y el Consorcio se están incrementando los esfuerzos para revertir esta situación y hacer frente a uno de los grandes retos ambientales, como es una gestión más sostenible de los residuos. “Estamos trabajando para dar un giro al modelo de recogida de residuos en la isla para mejorar las cifras de separación y reciclado”, subraya.

A lo largo del pasado año apenas se producen variaciones en la cantidad de residuos de fracción resto recogidos mensualmente, que se mantiene entre las 2.000 y 2.600 toneladas, lo que refleja estabilidad en la generación de residuos y constata la baja presencia de visitantes en la isla, ya que apenas se afecta la estacionalidad ni se invierte la tendencia hacia la recogida separada.

Una situación sigue complicando el tratamiento de los residuos que se generan en la Isla, al dificultar la necesaria separación de materiales para el reciclaje, manteniéndose el volumen de basura mezclada que se destina a vertido y que no puede enviarse fuera a plantas de reprocesado.

En cuanto a las recogidas separadas, durante 2021 se produce un incremento de los biorresiduos en apenas 9.380 kilos respecto al año anterior, un 2%, lo que refleja un estancamiento en la captación de esta fracción. Similar comportamiento se da en las recogidas separadas en los contenedores de selectiva, con 35 toneladas más en vidrio; apenas 4 toneladas más en envases ligeros; y casi 8 toneladas de diferencia en papel-cartón.

En conclusión, la consejera señala que la recogida separada durante 2021 manifiesta un crecimiento modesto respecto a los años anteriores, lo que ha obligado al Área de Servicios del Cabildo de La Palma a replantear el modelo de recogida implantado en la isla y el destino final que se les da a los distintos tipos de residuos municipales.

Arroyo destaca que a lo largo del pasado año tanto el Cabildo como el Consorcio de Servicios y los ayuntamientos han creado un grupo de trabajo para abordar la problemática de los residuos en la isla, buscando mejorar la gestión de la recogida separada, la implantación de la recogida de biorresiduos en más municipios, concretamente hacia la Comarca Este, la gestión de los puntos limpios y el diseño de un nuevo modelo de recogida que permita incrementar los volúmenes de recogida separada para acercarse al objetivo marcado para 2025 del 55% de separación para el reciclaje, tal y como fijan la legislación europea.

En este sentido, el Consorcio de Servicios está realizando caracterizaciones de residuos de fracción resto en todos los municipios y trabaja en dos estudios de viabilidad del modelo de recogida óptimo para los municipios más habitados de la Isla, concretamente para las comarcas Este (Breña Alta, Breña Baja y Santa Cruz de La Palma) y Oeste (El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte), donde se trata de valorar el sistema que permitirá mayor eficacia para obtener mejores ratios de separación de residuos para el reciclaje.

Así se está estudiando la viabilidad y coste de un sistema de recogida puerta a puerta para las fracciones de biorresiduos y resto de recogidas separadas. El objetivo es completar la recogida de biorresiduos en la zona este y mejorar el volumen de captación en la zona oeste, además de cumplir con el marco legal establecido con un modelo que garantice el mantenimiento de los resultados en el tiempo.

Por lo que respecta a los municipios de menos de 5.000 habitantes, se potenciará el desarrollo del compostaje descentralizado a través del Programa La Palma Orgánica y se mejorará la recogida separada del resto de residuos, ampliando la capacidad de recogida y la contenerización. En este sentido, tanto el Cabildo como el Consorcio trabajan en adaptar el modelo y las frecuencias de recogida a la generación de cada fracción, a las características territoriales (dispersión geográfica, verticalidad de las edificaciones) y a la tipología de generador (doméstico, empresas, grandes generadores…).

 
 

Compartir: